Últimas Noticias

CRONICA | El SummerFun Laredo celebra su última edición al ritmo de actuaciones internacionales de primer nivel


Si en algo coincidían los entusiastas de la electrónica que se dieron cita en el SummerFun este fin de semana es en haber vivido una de las mejores ediciones de cuantas se recuerdan. Todos los comentarios vertidos en redes sociales se centraban en la espectacularidad del evento y en la calidad de las sesiones desarrolladas durante la doble jornada. El sábado Matthias Tanzmann llegaba a Laredo tras actuar en “Los Álamos Festival” de Estepona. Su avión sufrió un retraso y una posterior cancelación, así que tras las pertinentes gestiones entre la agencia y la organización se optó por un avión a Madrid y desde allí cuatro horas en coche hasta el festival. 

La profesionalidad de Matthias, su Tech-House divertido y la lógica expectación del headliner hicieron la magia a pesar de todo. Pasada la medianoche las energías confluyeron para durante su sesión, crear uno de los momentos que seguramente ninguno de los asistentes olvide nunca. Este momento cúspide no se hubiera alcanzado de no haber sido precedido por las muy correctas actuaciones de Mad Veci, Federico Gardenghi (el prodigio de 14 años), K-Style, Klangkuenstler (una de las sorpresas de la jornada) o el inglés Max Chapman, responsable del calentamiento a base de groove para Matthias. Sin embargo para cerrar la noche en el escenario principal aún faltaban algunas de las apariciones más importantes. 


El relevo de Tanzmann lo tomó Víctor Ruiz. El brasileño subió un punto el ritmo y velocidad de la noche, y el Techno con alma invadió el main stage. A continuación el turno fue para uno de los artistas más exclusivos del festival, el norteamericano Gaiser y su formato Live (creación de música en directo). En la sesión de cierre del festival, las emociones se dispararon. Todos los asistentes tenían esa sensación de estar viviendo algo por última vez. Carlos Pérez, el artista al mando de todos los cierres del SummerFun de la historia, sabía de la responsabilidad de una situación así; y sin duda, estuvo a la altura. Hasta que llegó el inevitable momento final, con todo el equipo sobre el escenario, abrazándose entre lágrimas, agradeciendo al público su apoyo durante estos años y con una frase en la pantalla “Que nadie te quite las ganas de bailar”. Punto y final a un evento histórico en el norte de España. 

VIERNES DRUMCODE 

El showcase oficial del sello sueco DRUMCODE protagonizó el Viernes más multitudinario del SummerFun. Una fórmula sencilla pero de alta calidad de la mano de una de las etiquetas más prestigiosas del mundo en cuanto a música techno. Para la ocasión, cuatro de los artistas más destacados del sello de Adam Beyer (Alan Fitzpatrick, Layton Giordani, Ramiro López y Roberto Capuano) y cuatro artistas de referencia en el norte (Carlos Perez, Diego González, David MK y K-Style) junto al warm-up (calentamiento) de JV Vallés. 

Los bombos duros, las armonías de sintetizadores y alguna que otra vocal procesada en clave de techno fueron protagonistas durante toda la noche. Sin duda, una de las pocas oportunidades de disfrutar de un show así en nuestro país. 

ESCENARIO DOS 

El segundo escenario al aire libre, que se desarrolló durante la jornada del Sábado, fue otra de las sorpresas del festival. Dos referentes nacionales como Lexlay y Raúl Pacheco, capitaneaban un line-up con algunos de los mejores artistas de la zona norte como David Medina, Level Groove, Jorge Quel, Iker Domaika o Cinthya Nes-K. A medida que se acercaba el cierre, la pista se veía completamente llena. Las actuaciones de Darío Núñez y Javi Colina así como la sesión de cierre de David MK y Diego González (dos artistas clásicos del SummerFun) pusieron el broche final a una noche mágica y llena de momentos para el recuerdo.