Últimas Noticias

Steve Angello y HUMAN: Luz a través de la oscuridad


Steve Angello lanzaba definitivamente hace algo menos de dos semanas su último proyecto llamado HUMAN. Después de haber tenido tiempo suficiente para degustar con detenimiento el trabajo del sueco, nos disponemos a dar una pequeña opinión de lo que es y lo que significa este álbum. 

Los aficionados del progressive house deben estar de enhorabuena ya que, además del increíble resurgimiento de la escena, Steve ha creado lo que una inmensa parte del público considerará una obra maestra. La palabra más repetida a la hora de hablar de HUMAN es reinvención. Steve Angello ha deconstruido su propia música e ideas para transformarlas en algo totalmente distinto. Estamos ante uno de los artistas que más libre se siente a la hora de producir y expresarse, eliminando expectativas y cualquier tipo de obligación con su público y escena. 


Es el público el que tiene que evolucionar con Angello y no al revés, como lamentablemente sucede en una gran cantidad de casos. En consideración hay que tener que del álbum había salido ya con bastante antelación una buena cantidad de tracks en forma de sencillos. Éstos fueron Breaking Kind y Rejoice (dentro del EP génesis), Freedom y I Know (dentro del EP Inferno), Paradiso y Dopamine (dentro del EP Paradiso) y por último, Nothing Scares Me Anymore. 

Los nombres de los EPs relatan una idea y una historia que se convierte en el trasfondo de la obra de Steve. Él mismo ha expresado de forma insistente que la inspiración más básica para su álbum fue la vida en sí misma, retratando de esta manera una historia de nacimiento (el génesis) hasta la pureza y libertad (retratada en Nothing Scares Me Anymore), habiendo pasado previamente por infierno y paraíso. El artista consigue, a través de esta estrategia de lanzamientos, dejarnos muy clara la idea del producto, tan clara que es imposible que pase desapercibida. Sin embargo, como suele suceder en muchas ocasiones, el lanzamiento de muchos sencillos antes de la salida del álbum provoca que lo que se podrían considerar las obras más potentes se desentiendan parcialmente del proyecto al que forman parte. 


De esta manera uno no puede evitar escuchar el álbum sin sentir que todo lo verdaderamente reseñable ya ha sido mostrado y que lo que queda son las reflexiones del artista que pasarán en el fondo desapercibidas. En este caso especialmente duele debido a que Steve Angello ha concebido el álbum como una obra que se puede oír seguida sin interrupciones, como si de una canción única se tratara. Cabe destacar que, como excepción a lo comentado, se presenta Flashing Lights con Highly Sedated, siendo una obra emocionalmente tan potente como lo son Rejoice o Breaking Kind, verdaderos destacados del álbum. 

Como se ha dicho, el resto del álbum realmente se muestra como verdaderas reflexiones desde lo más profundo del artista. Glory, Grace, Lord, The Kiss, God… los nombres de las obras muestran la pureza de una obra nacida de la religiosidad de Angello que aúna ideas que no suelen tener presencia en este tipo de música. En el fondo, aquellos que no tengan entre sus géneros preferidos el progressive house probablemente entiendan el conjunto de la obra como repetitiva o poco interesante. Quizás lo fuera, si HUMAN no estuviera tan definida y tuviera un concepto tan claro. Steve Angello alcanza la perfección con 21:. obra que no entiende de prejuicios musicales y se expresa en sí misma como un atrevimiento sin igual. 

 Uno no puede dejar de imaginarse como todas estas canciones funcionarían al realizar mashups con otros temas. La ausencia de vocales en muchos de estos temas del tronco de la obra la transforman en lo que se podría considerar una caja de sonidos interesantísima para todos aquellos que quieran experimentar para crear en clubes y festivales un espíritu oscuro y puro que sin duda revolucionarían estos espacios. Lo que sin duda se convierte todavía más apetecible es el directo de Steve Angello, donde todas estas ideas expresadas se reinterpretarán con resultados sin duda interesantísimos.


Si intentamos abarcar la obra en su totalidad, cosa complicada pensando en que se tratan de nada más y nada menos que 21 temas con ideas completamente diferentes y a la vez tan unidas entre sí, nos queda una obra de culto, de esas que no todo el mundo puede apreciar pero que sí le hacen ascender y acercarse a algo mucho más profundo que la música en sí misma. 

Con esta obra, Steve Angello perderá a mucha gente por el camino, gente no capaz de comprender lo que ha creado, pero a cambio de convertirse en algo más que un artista de música electrónica. Steve Angello se convierte así, sin exageraciones, en el guía espiritual de muchos.