Últimas Noticias

ADE: ‘La semana más importante de la música electrónica en Europa’


Un año más el Amsterdam Dance Event ha sido todo un éxito, contando con más de 395.000 asistentes de más de 90 nacionalidades diferentes, e inundando la ciudad de color aurinegro y música electrónica. Las expectativas eran altísimas, y aun así fueron superadas por lo que vivimos en unos 5 días que no hacen más que ratificar por qué el ADE es el mayor evento, enfocado en la electrónica, del viejo continente. 

Con más de 2.500 artistas, 610 ponentes, 160 recintos y, en definitiva, un sinfín de posibilidades, nos sumergimos en una ciudad totalmente volcada con la música electrónica, la cual iba a ser el centro de atención durante esos días. Empezamos a contaros cómo vivimos estos 5 días, del 18 al 22 de octubre.




Llegábamos a la capital holandesa el miércoles 18 de octubre con la certeza de que nos iba a ser complicado elegir a qué eventos ir, ya que aunque lo tuviéramos organizado con antelación seguíamos indecisos en algunos casos.

Tras hacer el check-in en el hotel y recoger las acreditaciones pasábamos por la PopUp Store del sello ‘Spinnin’ Records’, donde pudimos ver merchandising exclusivo, ediciones especiales de algunos de sus álbumes e incluso algún que otro artista de la casa se dejó ver por allí.

De aquí fuimos con brío al DeLaMar Theater para aprender el proceso que sigue Martin Garrix a la hora de hacer sus tracks en ‘ADE Sound Lab: Studio XL’. El joven holandés sigue manteniendo la simpleza con la que empezó, usando el archiconocido programa ‘FL Studio’. También pudimos escuchar algunos de sus próximos proyectos y habló de lo importante que es para él que le guste lo que hace otro artista a la hora de colaborar con él/ella. Sin duda la técnica del ‘Make It Simple’ le está funcionando a Garrix, quien tres días después era coronado DJ #1 del mundo según la polémica lista de DJ Mag.

Caía la noche y no pudimos resistirnos, la unión de un excelente productor y una orquesta no se puede ver todos los días, por lo que nos dirigimos a Melkweg, uno de los espacios más interesantes de la ciudad, del que ya os hablamos en este artículo, para ver a Jameszoo fusionarse con la Metropole Orkest. Simplemente genial, cada pieza unía lo mejor de las dos partes, formando unas melodías difíciles de olvidar para los asistentes.

Luego zarpamos a ritmo de drum and bass a bordo la Boat Party de Viper Recordings y tras tomar tierra pasamos por el evento del sello de Laidback Luke, ‘Mixmash Records’ para culminar la noche en Paradiso, una antigua iglesia reconvertida en espacio cultural, donde Oliver Heldens capitaneaba la fiesta de su sello ‘Heldeep Records’. Con la cabina convertida en un ring de boxeo pudimos ver a Gorgon City, Nora En Pure, Chocolate Puma y por supuesto a Oliver, que apareció con un atuendo acorde a la decoración. El future house se apoderó del espacio y pudimos disfrutar de la presencia del ‘hexagoniano’ Don Diablo como invitado.




Tras descansar unas horas, el jueves 19 salimos rumbo al meeting del sello InDeep’n’Dance para conocer a algunos de sus artistas que por allí rondaban. Enseguida seguimos para ver una actuación espectacular en formato LIVE del joven doldrums en ‘Sugar Factory’, que deleitó a los allí presentes con unas armonías de categoría, incluso presentando nuevos trabajos aún sin lanzar. De aquí nos encaminamos al icónico club AIR, donde el ‘deep house’ reinaba esa noche gracias al evento de ‘Spinnin’ Deep’ con Zonderling, EDX, Pep & Rash y Watermät ente otros. Tras esto volveríamos de nuevo a Paradiso para ver a la familia de ‘Hospitality’ en acción. Wilkinson en DJ SET, S.P.Y. y Fred V & Grafix en un exquisito LIVE son algunos de los artistas que llenaron el espacio de ‘caja y bombo’. No terminaba aquí la noche, ya que llegamos a tiempo para ver los eventos simultáneos de ‘Bitbird’ y ‘Monstercat’ en Melkweg, con Pegboard Nerds, San Holo, NGHTMRE o Delta Heavy en cabina.


Llegábamos al viernes 20, era hora de conocer cómo Nina Kraviz había perfeccionado su sonido a lo largo de su carrera. Asistimos al ‘The Evolution of My Sound: Nina Kraviz’, donde la rusa nos explicaría que no le había sido fácil llegar hasta donde estaba, y aseguraba que 'le gusta hacer a la gente feliz con su música, pero antes tiene que hacerle feliz a ella'. Después de esto aprovechamos para visitar los ‘SoundLab’ de Roland, Elektron y Pioneer, donde pudimos probar sus nuevos modelos de controladoras, sintetizadores, auriculares, etc. Era la hora de ir a uno de los espacios más espectaculares que ofrece el ADE: ‘Gashouder’, que no es más que un antiguo tanque de fuel y a su vez el hogar de ‘Awakenings’. Aquí pudimos gozar de dos eventos consecutivos: ‘Back to the Future’ y ‘Joris Voorn & Friends’, donde aparte del ya nombrado pudimos ver a Paul Kalkbrenner, Kölsch, Sven Väth o Nastia entre otros.




El sábado era posiblemente uno de los días más importantes, ya que se concentraban muchos de los eventos más multitudinarios de la semana. Para abrir boca asistimos a la charla de ‘DJ School Amsterdam’ para conocer algunas de las estrategias que deben seguir los DJ’s en su progreso hacia la cima. Tras esto, camino de uno de los eventos que más ‘hype’ nos había generado, pasamos por la PopUp Store del sello alemán ‘KOMPAKT’, para llegar al destino final, el extraordinario ‘Muziekgebouw’. En este espacio dos genios se juntaban para hacer uno de los b2b más únicos de la escena electrónica actual, Joris Voorn y Kölsch se fusionaban en ‘Audio Obscura x Spectrum’. La noche del sábado la cerraríamos con Netsky y sus amigos en Melkweg, por donde pasaron San Holo, Sub Focus y Le Malls entre otros.


Por desgracia llegábamos al último día, el domingo 22. A pesar de haber disminuido la densidad de eventos concentrados como en otros días, también el día de la clausura del ADE pudimos asistir a eventos muy interesantes. Tan interesantes como el mismísimo ‘elrow’, que en una nave industrial en el lado norte de la ciudad montaba todo un carnaval al más puro estilo brasileño, y donde pasaron por la cabina wAFF, Paco Osuna, Eats Everything o De La Swing entre otros muchos. Culminábamos el día y el ADE en un pequeño local ubicado en pleno centro de Amsterdam, al ritmo del ‘jungle’ de Serial Killaz y con una sonrisa de oreja a oreja por todo lo que esta maravillosa ciudad nos había brindado.




Ha sido sin duda una experiencia exquisita, y hemos podido vivir desde dentro cómo es una de las mejores escenas, sin duda del mundo, como es la holandesa. Donde cada DJ era aplaudido tras su actuación, donde la mayoría de los asistentes está allí verdaderamente por pasión a la electrónica, donde podíamos ver a todo el mundo bailando fuera un evento de future house, techno o drum and bass. Y que haya acabado la 22ª edición del ADE no hace más que dejarnos con ansias para la 23ª.